La vejez es un estado de ánimo

De nosotros depende que podamos sostener este pensamiento. El envejecimiento es un proceso normal.

En el camino de la vida, se van acumulando años, experiencias, alegrías y pesares: nacemos, somos bebés, luego niños, púberes, adolescentes, adultos, y finalmente viejos; cruzamos las diferentes etapas para llegar a la senectud y después, a la muerte.

Aunque tengamos claro el sentido de impermanencias, la mayoría de los seres humanos espera alcanzar un promedio alto de edad y espera vivirla con optimismo, salud, tranquilidad y equilibrio.

Podemos también agregar aquí y afirmar con Carl Whitaker (1912-1995 - Psiquiatra estadounidense, pionero en terapia familiar) que "la ancianidad es la ultima probabilidad que nos ofrece la vida para llegar a ser hombres".

Aunque los años que pasan provoquen cambios en la plenitud psicofísica conviene, en ese momento de la vida, estar vigilante y tratar de conservar la salud psíquica en primer término para conservar la salud del cuerpo sin complejos y con felicidad a través de una conducta positiva.

Si pensamos pequeño, lo pequeño nos vendrá, si pensamos firmemente en lo mejor, en lo positivo y luchamos por alcanzarlo, lo mejor va a venir a nuestra vida. Confía en la vida, confía en tí.

Todo lo que transita en nuestra mente, moldea y estructura nuestra propia identidad. Así si nuestros pensamientos, sentimientos y emociones son positivos, seremos ese fiel reflejo y lo potenciaremos a través de toda nuestra vida.

En segundo término, no debemos olvidar la importancia que tiene la plasticidad neuronal.

La Organización Mundial de la Salud la describe como la capacidad que tienen las células que conforman el sistema nervioso para reconstituirse, de forma anatómica y funcional, después de ciertas patologías, enfermedades, o incluso traumatismos.

El cerebro se comporta como un Sistema Abierto con capacidad de generar nuevas neuronas.

Investigación científica reciente, demuestra que la Neurogenesis y la Neuroplasticidad tienen un papel importante en el aprendizaje y la memoria en el cerebro adulto, así como el factor vital de la reducción del stress y el tratamiento de la depresión.

Un estudio sugiere, incluso, que nuestro estado de ánimo puede ser regulado por la plasticidad.

¿Qué puede mejorar la Neurogenesis?

El ejercicio mejora el estado de ánimo y la cognición.

La relajación y la meditación inducen una serie de cambios bioquímicos en el cerebro, regenerando sus células.

El comer pigmentos hidrosolubles, que se encuentran en arándanos, salsas mora y frambuesas, tienen un efecto positivo en la función del hipocampo (estructura fundamental para el almacenamiento de la memoria explícita, lo cual se fundamenta en la plasticidad que presentan sus neuronas).

Otros alimentos a tener en cuenta son aquellos ricos en omega3 o fitonutrientes como la oroxilina.

Mientras el Stress reduce la neurogenesis adulta y restringe la arquitectura dendrítica en el hipocampo, la copulación tiene el efecto opuesto, promoviendo la generación de nuevas células cerebrales.

Hay que refutar la opinión tan difundida que pretende que el envejecimiento comienza por una disminución de las funciones sexuales; son por el contrario, las funciones de las células sexuales las que más subsisten.

La vejez debe y tiene que mantener la función sexual activada permanentemente y altamente gratificada.

Hay numerosas tareas que incrementan la habilidad cognitiva, hay un libro muy interesante que se recomienda: "Cerebro en forma", ejercicios anti edad para tus neuronas.

Otro ejercicio excelente es escribir con la mano no diestra, esto además tiene un valor agregado y es que evita que aparezcan pensamientos intrusos que generalmente son negativos. También se incluye cambiar la lateralidad en otras tareas, por ejemplo peinarse, es decir, hacer lo contrario a lo habitual, e impregnar los eventos, además con sentido del humor.

En síntesis, pensamiento positivo y aumento de tareas para incrementar la neurogenesis, nos aseguran el concepto que "la vejez, es un estado de ánimo". De nosotros depende que sea un estado de ánimo positivo.